Desafortunadamente, las compañías de renta no garantizan la reserva de vehículo por marca, modelo, color o configuración específica. Trabajan con grupos de vehículos y estos grupos están formados por varios modelos, con una configuración muy similar. El titular de la reserva podrá escoger uno de los coches disponibles en la compañía de alquiler el día de la firma del contrato, siempre y cuando pertenezcan al grupo reservado.